¿Una firma digital es válida jurídicamente?

La Ley sobre la firma electrónica lleva en vigor desde 1999 y está basada en la Directiva europea. Esta Directiva europea está integrada en el nuevo reglamento europeo eIDAS desde julio de 2016. Con ello, la directiva se ha combinado con los requisitos para las identidades digitales en Europa y se han definido servicios adicionales de confianza a mayores de la firma digital, como el sello digital de tiempo y el envío certificado de documentos.

La ley se irá adaptando aún más sobre la base del eIDAS, directiva a la que se harán más referencias. En realidad, la clasificación de la firma digital se mantiene intacta y una firma electrónica puede adoptar tres formas:

  1. La firma digital normal
  2. La firma digital avanzada
  3. La firma digital cualificada

    1. La firma electrónica normal.

    Se trata de la versión más simple. Se refiere a cualquier forma de «firma» que identifique al signatario y que diga algo acerca de la integridad del mensaje. Una firma electrónica normal, por ejemplo, es una firma manuscrita escaneada introducida en el documento o un garabato realizado con el ratón.

     

    2. La firma electrónica avanzada.

    En la firma avanzada se da prioridad a la fiabilidad del proceso. Los siguientes factores son esenciales a la hora de determinar el grado de fiabilidad y valor probatorio:

     

    • Está asociada exclusivamente al signatario;
    • Permite identificar al signatario;
    • Se produce mediante medios controlados únicamente por el signatario; y
    • Está vinculada de tal manera al archivo electrónico con el que está relacionada (asociación) que permite detectar cualquier alteración posterior de los datos.

      3. La firma electrónica cualificada.

      As with the advanced signature, the reliability of the process is also the starting point for the qualified signature. The difference is that with a qualified electronic signature a qualified certificate is used to identify
      the signatory. In addition, the qualified certificate is issued on a reliable means, whereby the signatory can associate his identity and the document using a private key instead of a general key. There are special bodies that issue those certificates, the so-called trust service providers.

      La Autoridad Independientemente de Correos y Telecomunicaciones (OPTA) se ocupa del control de las empresas que ofrecen servicios de certificación.

      ¿Quieres saber más sobre la validez legal de la firma digital? Entonces descargue nuestro documento técnico aquí.

      Algunas de nuestras historias de éxito:

      Please Payroll’s experience with electronic signatures: “Errors are a thing of the past since the introduction of digital signing”

      “You must be able to determine with certainty who you’re dealing with and which bank account is used to take out a loan”