¿Qué es una firma digital?

Por lo general, una firma digital puede adoptar tres formas:

1. La firma electrónica normal.

Se trata de la versión más simple. Se refiere a cualquier forma de firma que identifique al signatario y que diga algo acerca de la integridad del mensaje. Una firma electrónica normal, por ejemplo, es una firma manuscrita escaneada introducida en el documento o un garabato realizado con el ratón.

2. La firma electrónica avanzada.

En la firma avanzada se da prioridad a la fiabilidad del proceso. Los siguientes factores son esenciales a la hora de determinar el grado de fiabilidad y valor probatorio:

 

  • Está asociada exclusivamente al signatario;
  • Permite identificar al signatario;
  • Se produce mediante medios controlados únicamente por el signatario; y
  • Está vinculada de tal manera al archivo electrónico con el que está relacionada (asociación) que permite detectar cualquier alteración posterior de los datos.

3. La firma electrónica cualificada.

Al igual que ocurre con la firma avanzada, la fiabilidad del proceso constituye la base de la firma cualificada. La diferencia radica en que con la firma electrónica cualificada se utiliza un certificado cualificado para identificar al signatario. Por otra parte, el certificado cualificado se expide por un medio fiable con el que el signatario puede establecer una asociación entre su identidad y el documento mediante una clave personal, en lugar de hacerlo con una clave general. Existen entidades especiales que expiden certificados, los denominados servicios de certificación.

Algunas de nuestras historias de éxito:

Please Payroll’s experience with electronic signatures: “Errors are a thing of the past since the introduction of digital signing”

“You must be able to determine with certainty who you’re dealing with and which bank account is used to take out a loan”