¿Cómo se hace una firma digital?

En la firma digital registramos automáticamente una serie de cosas:

  1. Quién es el signatario
  2. La fecha en la que se firma el documento
  3. El contenido del documento. Esto no se puede modificar después de la firma

La firma digital conlleva mucho más que una firma manuscrita en papel. Sin embargo, para el signatario el proceso es prácticamente igual.

Los datos anteriores confirman que el documento ha sido firmado legalmente y que se ha mantenido invariable. Esto hace que la firma digital tenga la misma validez jurídica que una hecha con bolígrafo y papel.

¿Cómo se firma?

Una vez leído el documento, tiene tres opciones:

  1. Atrás
  2. No acepto
  3. Siguiente

Si selecciona Atrásse cierra el documento y sale del entorno. El documento se puede volver a abrir mediante el enlace enviado.

Si elige No acepto, rechaza el documento en cuestión y debe indicar un motivo para ello, de forma que la persona que le haya facilitado el documento sepa por qué lo ha rechazado.

Si selecciona Siguientepasará a la siguiente página, en la que tiene lugar el proceso de firma.

 

Métodos de verificación

La firma se puede complementar de diversas maneras para darle mayor valor probatorio al proceso de firma.

Estampar un garabato con el ratón o la pantalla táctil
Verificación por teléfono
Utilizar una identidad autorizada por la autoridad competente (certificado PKI, certificado profesional)